domingo, 10 de febrero de 2008

Funkenfeuer

El viernes pasado, de camino al bosque para hacer unas fotos me encontré con esta estampa.



Barajé las posibilidades: hacen un fuego para quemar la broza o aquí también se celebran Hogueras. Claro que no es San Juan ni verano por aquí...
Pero mi posterior incursión en Wikipedia y mis amables y pacientes vecinos me dieron la respuesta: Funkenfeuer.

La “funkenfeuer” es una fiesta popular que se celebra en algunas regiones de Alemania, Francia y Suiza, donde se hace una gran hoguera (el récord Guiness está en una altura de 41 metros, no de la llama sino de material para quemar!!) normalmente a las afueras de los pueblos (de lo contrario alguna casa podría arder!) en la que se quema un muñeco representando a una bruja, que simboliza el invierno.

Funkenfeuer significa fuego chispeante, y es uno de tantos rituales paganos relacionados con las estaciones que posteriormente fueron reciclados al cristianismo. Se celebra el primer domingo después de Fasching (Carnaval) como ceremonia para expulsar al invierno.




Lo mejor de la fiesta es que a pesar de estar en la calle no hace frío (con semejante hoguera...) y poder degustar una vez más el famoso "Glühwein" (vino caliente con canela, clavos, azúcar y otras especias) y el "Funkenküchle", una especie de buñuelos muy suaves, hechos con harina, azúcar y nata fritos en manteca, ummmm.

Y es que estos alemanes, a pesar de las temperaturas bajo cero saben como disfrutar de las fiestas...

3 comentarios:

David dijo...

Si es que estos alemanes están siempre de fiesta. Y después dicen de los españoles. En Austria había una fiesta (no recuerdo exactamente cuál) y al mes se celebraba que hacía un mes de la anterior :D.

Del glühwine siempre recordaré la primera vez que me lo llevé a la boca. No me gustó mucho pero con el frio que hacía bajaba que parecía agua.

Hernán dijo...

Una fogata es solo eso. Pero con un muñeco ardiendo es otra cosa :)

¿Todo cuesta €1?

Moisés Márquez dijo...

Si solo hay que tener ganas de pasárselo bien.