sábado, 15 de noviembre de 2008

Para todo lo demás, no vale Mastrcard

La primera vez que fui a echar gasolina aquí en Alemania me llevé dos sorpresas, bueno tres si cuentas el precio al que estaba el litro de gasolina por aquel entonces -1,53€ -.


La menos mala es que en los surtidores de aquí no existe la posibilidad de seleccionar la cantidad a repostar, entiéndase esos botoncitos donde pone 10€, 20€, etc. tan prácticos en España. Tonta parecía buscando el botón hasta que fuí a preguntar a caja y me dijeron que tenía que hacerlo a ojo. Como para acertar en número redondo...El surtidor marcaba 51,37€.

La peor es que yo no llevaba dinero en metálico y tampoco mi tarjeta de débito (en Alemania se conoce como "EC Karte") funcionaba en la dichosa máquina , así que saqué mi botiquín económico y deslicé la tarjeta de crédito en el mostrador. No la aceptaban. Y yo con el depósito lleno, dos latas de Cola y un paquete de tabaco que abonar.

Moraleja: en algunas gasolineras de Alemania (las que no pertenecen a las "grandes"), no aceptan tarjetas de crédito.

Además de eso, en muchos comercios donde es posible pagar con tarjeta de crédito, se te cobrará a tí la comisión (en España es la tienda o negocio la que asume el coste de la compra a crédito), así que tenlo en cuenta.


En España existe en circulación algo más de 45 millones de tarjetas de crédito, aquí en Alemania no se llega a esa cifra y sin contar que existe el doble de población.

Lo que no puedo contaros es el porqué es así.

Pero Marta Salazar, también desde Alemania nos da su opinión:

1) las mujeres reciben (un gran % de ellas) Haushaltsgeld, esto es, el marido (el proveedor y administrador del dinero) entrega a la mujer una cantidad de dinero semanal (en el mejor de los casos, mensual), para ello, no necesita tarjeta;

2) los hombres, no se consideran hombres, sin el fajo de billetes en el bolsillo (será una señal de potencia o algo así medio freudiano?); para ello, tampoco necesita tarjeta;

3) hay muchos trabajadores ilegales, todos muy honrados y laboriosos, pero... estos no acceden a las tarjetas;

4) la tarjeta se considera -tanto entre los conservadores, como entre los más de izquierda- como un invento diabólico del capitalismo norteamericano :(


19 comentarios:

cleira dijo...

Cuando yo llegue, hace ya 16 anos,la mayoría de la gente pagaba en todas partes todavía con cheques, el tema tarjeta estaba muy en en mantillas. Ahora ha mejorado mucho, pero la verdad, no se puede comparar con otros paises incluido Espana donde la tarjeta es un sistema de pago muy normal.Aquí la tarjeta más utilizada es la EC, una tarjeta sólo de pago no de crédito.

urodonal dijo...

¿Y qué hiciste? ¿devolviste la gasolina? ¿un simpa? ¿dejaste una prenda ?

Anónimo dijo...

es que esa afición al dinero de plastico y al consumo en general es más propio de paises en vias de desarrollo como el que nos vio nacer, que de otros, donde todo eso lo tienen ya muy superado, lo que digo yo siempre, cuanto más pobre es un país y más importante se cree mejores medios de pago tiene.

por cierto, ¿qué pasa con los cajeros? ¿te cobran comisión por sacar pasta? ¿solo si sacas en otra red distinta? porque por aquí te sablean de mala manera

maria dijo...

Usuario, me parece una soberana gilipollez tu comentario.

Anónimo dijo...

y aunque tuvieras razón maría... qué pasa, ¿que no puedo decir gilipolleces? no he ofendido a nadie, he dado una opinión (según tú una gilipollez, yo creo que sé de que hablo porque estoy muy viajado ya) y listo. Si la dueña del blog quiere que borre el comentario y sino, pues que lo deje

Verónica dijo...

cleira: como bien apuntas, aquí sin una EC no eres nadie. Gracias por seguirme siempre.
Urodonal: dejé una prenda, pero no puedo decir cuál...
anónimo: en cuanto a los cajeros, por supuesto que te cobran comisión, siempre y cuando saques dinero de una red distinta a la tuya (en esto es como en España).
anónimo y maría: por favor, aquí cada uno es libre de opinar lo que desee, siempre y cuando no se ofenda a nadie y no creo que anónimo haya "insultado" a nadie directamente. Me temo que como muchos, sólo está "quemado" con el consumismo descontrolado al que nos aboca el capitalismo en el que vivimos.

Anónimo dijo...

Amén

maria dijo...

Yo, al igual que tú, tambien he viajado mucho, por eso opino al respecto, y creo que tengo el mismo derecho a hacerlo.
Decir que España es un pais en vias de desarrollo ya es una chorrada en si mismo (no digo gilipollez no vaya a sentirse ofendido nadie)
Seguramente has tenido oportunidad de sacar dinero y de usar la tarjeta de credito en paises tan hiper desarrolllados cómo Cuba, no?
Seguramente por eso hables así.

Marta Salazar dijo...

1) las mujeres reciben (un gran % de ellas) Haushaltsgeld, esto es, el marido (el proveedor y administrador del dinero) entrega a la mujer una cantidad de dinero semanal (en el mejor de los casos, mensual), para ello, no necesita tarjeta;

2) los hombres, no se consideran hombres, sin el fajo de billetes en el bolsillo (será una senal de potencia o algo así medio freudiano?); para ello, tampoco necesita tarjeta;

3) hay muchos trabajadores ilegales, todos muy honrados y laboriosos, pero... estos no acceden a las tarjetas;

4) la tarjeta se considera -tanto entre los conservadores, como entre los más de izquierda- como un invento diabólico del capitalismo norteamericano :(

Saludos y hoy sí que coloqué el prometido link al post del supermercado animalístico :)

4)

Marta Salazar dijo...

anónimo: EEUU, GB, Bélgica, Luxemburgo, Irlanda y un gran etcétera también están incluidos entre "paises en vias de desarrollo"?

yo sé que en Spain es común decir palabras ofensivas; pero, por favor, como estamos en Alemania, no podrían intercambiar opiniones sin recurrir a palabras desagradables? y sin pedir borrar o no borrar... es como los antiguos anatemas...

pienso que el foro de este estupendo blog es una buena oportunidad para desarrollar una cultura del diálogo y del debate educaco y que recurre a argumentos,

gracias!

Martín dijo...

Hola, Verónica

Llegué a este blog por el de nuestra común amiga Marta... Tienes un espacio muy interesante. Y seguiré leyéndolo... Por otra parte, la tarjeta crédito a mí tampoco me genera confianza... Y no es por una cuestión freudiana de querer ostentar el efectivo de mi billetera; es más bien porque creo que la tarjeta de crédito es un invento pensado para que siempre vivamos endeudados y dependientes de un sistema financiero que ahora menos que nunca me genera confianza, dado el colapso financiera en las bolsas mundiales

Muchos saludos

Marta Salazar dijo...

bueno, pero Martín, depende de ti endeudarte o no?

hay mucha gente que no tiene tarjeta (o no se la dan) y vive endeudada, por ej., hay demasiados (especialmente en países latinos) que consideran "normal" sobregirarse...

saludos!

Marta Salazar dijo...

ah! Martín!

en el punto 2 sólo me refiero a los varones alemanes... después de todo, Freud era de por acá...

:)

Martín dijo...

Apreciada Marta

La verdad es que cometí un tremendo error… Pensé que estaba dialogando con unos párrafos de Verónica cuando en realidad estaba dialogando con unos párrafos tuyos que habían sido citados… =( ¡Qué vergüenza por mi comprensión de lectura! Eso me pasa por escribir con la cabeza un poco cansada…

Y aclaro el malentendido, pues lo ético hubiese sido haberte respondido en tu espacio y no acá… En términos virtuales, debió haber parecido que hablaba de ti en una casa ajena, y nada más lejos de mis intenciones, por lo que te pido mil disculpas…

Por otra parte, coincido contigo en que el problema no son las tarjetas de crédito: ya depende de las personas ser disciplinadas en sus gastos…

Lo que pasa es que a estas tarjetas les he cogido anticuerpos, porque acá en Lima cada nada a la gente la llaman para ofrecérselas. Y entonces uno siente esto como un acoso o algo así. Pero entiendo tu punto y tienes razón…

Y con respecto al punto 2, a la cuestión freudiana, pues esa percepción también está difundida por este lado del océano…

Muchos saludos

Hilda dijo...

Verónica, Marta dijo en su blog, que había una animada plática sobre las tarjetas de crédito y como buena curiosa me vine a asomar. :)

En México está de moda el plástico, tanto en forma de tarjetas de crédito como de débito. De hecho la mayoría de los asalariados recibimos nuestro sueldo en tarjeta de débito. Y por tanto cada día abundan más los negocios que las aceptan aunque ignoro si las gasolineras lo hagan, no tengo carro. Supongo que debió darte mucho nervio tener que pagar y no tener con qué. Lo bueno es que te aceptaron una prenda, según leí, ji ji.

Teóricamente, por lo menos eso nos dijeron para que aceptásemos usar las tarjetas de débito, así es más seguro puesto que no cargas dinero en efectivo. Es muy común en México que los días de quincena, te asalten porque saben que traes dinero, sin embargo como ahora muchos reciben el sueldo, entonces ahora te asaltan saliendo del cajero automático!! Así que yo procuro ir unos días después del pago (dependiendo de cuan pobre ande) y a cajeros en centros comerciales, para perderme entre la gente  !!
Sí, he notado la comodidad de poder pagar algunas cosas como la despensa en los centros comerciales y así no cargo efectivo.
Aquí en México es igual, cobran comisión si sacas efectivo muchas veces o si usas un cajero de otro banco.
Tengo tarjeta de crédito y aunque nunca pensé sacarla, lo hice porque necesité un día viajar y para una emergencia es muy buena. Además hay cosas que puedes comprar y la única forma de pago es por tarjeta de crédito. Sin embargo cada vez que hago una compra, al poco tiempo deposito así que casi me funciona como pago en efectivo. Pero conozco amigos que hacen maravillas con sus tarjetas de crédito y sin deudas, así que me imagino como todo tendrá sus beneficios. Por lo que con respecto a endeudarse, opino como dijo Marta, que es la gente la que decide endeudarse, yo creo que es cuestión de organizarse en los gastos, sin embargo es muy fácil que la gente sabiendo que tiene crédito lo use al ton ni son.

Marta, me dio mucha risa el complejo freudiano, no creo que todos los hombres lo tengan pero me dio mucha risa. Invento diabólico? Jajajaja, pues cuando se usa sin control, ya creo que es diabólico, jajaja, ya hablando en serio, en realidad yo he visto mucha gente perderlo todo por una tarjeta de crédito puesto que las comisiones son muy altas, aunque en México cada día son más bajas para jalar a más gente a que las usen.

Martín, me da risa leer que les has cogido anticuerpos a las tarjetas por el acoso telefónico. Aquí en México es igual. Recibes muchas llamadas ofreciéndotelas y además cuando menos te das cuenta ya tienes en tu casa un NIP o un aviso sobre una tarjeta que nunca tramitaste!!! El gobierno inventó un sistema con el que supuestamente tu número no recibiría esas llamadas. Pero como le dije a Gabriela (Seis de Enero) en un post, de nada sirve. Inscribí mi número y cuando quise poner mi queja me dijeron que tenía que ir en persona o mandar una carta!! En la era de la electrónica, pedirme que vaya a poner una queja en persona!! Mejor mando al cuerno a quien me la proporciona por teléfono y listo!! Ji ji ji Pero sí, también en México estamos siendo acosados!!

Bueno, ya comenté, muy buen post Verónica y mejor aún el diálogo que han establecido. Desde México. Hilda

Marta Salazar dijo...

Hola amigos!

Martín, everything is all right!

qué terrible debe ser lo del acoso telefónico por tarjetas de crédito!

en mi casa, no contesto el teléfono si el número no aparece en el display... me dicen que así actúan también los norteamericanos...

y si me quieren ofrecer algo, les digo "no gracias" y les corto... O me cortan ellos,

una vez, uno de la Telekom empezó a llamar y cortaba, el típico imbécil que llamaba para molestar, super desagradable, todo porque le había dicho que no era tan vieja como para tener un teléfono de le Telekom-Alemania! ja ja

pero acá no ofrecen tarjetas por teléfono, menos mal!

la tarjeta EC o de débito (nombre que escuché por primera vez de amigos mexicanos) ayuda a ordenar los gastos, pienso yo, y evita gastar de más.

Abrazos a todos!

Verónica dijo...

Hilda y Martin, bienvenidos a vuestro blog y gracias por vuestros comentarios.
Comprendo a Hilda cuando habla del caso de Mexico pero como bien ella ha dicho, igual te esperan en el cajero a que saques el dinero!
Yo solo utilizo tarjetas de debito (esto es, saco dinero si tengo), las tarjetas de credito son para mi tambien pequenos demonios (por que voy a comprar algo si no tengo dinero para pagarlo?), en eso estoy contigo Martin, es solo una forma mas de esclavizarnos e impulsarnos al consumismo descontrolado.
Por favor, hacer de mi casa vuestra casa y pasaros siempre que querais.
Un abrazo a todos.

Hilda dijo...

Gracias Vero por la bienvenida, igualmente lo serás tú en mis blogs.
Yo coincido contigo en que porqué voy a comprar algo si no tengo dinero para hacerlo. A eso me refería en que he visto muchas personas perderlo todo por las deudas. Yo cuando la uso, deposito al poco tiempo el dinero para que no me cobren comisión.
Aunque también he visto, como mencionaba, personas que la usan en emergencias o con mucho cuidado y hacen verdaderas maravillas, pero yo supongo que será más difícil descontrolarse que controlarse.
Saludos desde México. Hilda

Afotoquímico dijo...

Jamás me podía imaginar que teniendo 4 tarjetas ninguna me fuese a funcionar. No se cómo no llegué a este blog antes, bueno, si que lo sé, porque no me podía creer que en la superavanzada Alemania, estas cosas pasaran... En fin, intentaré sacar dinero del cajero, que espero que funcione. Si no, ya me veré pidiendo por aquí por las calles. Llevo 4 días en Alemania y maldito sea el día que acepté venirme aquí. Menos mal que es sólo para tres meses...

Un saludo y gran blog. Seguiré leyéndolo