sábado, 5 de enero de 2008

El frío es psicológico

Después de un viaje de 2.000 km y más de 20 horas de viaje en mi querido e idolatrado Seat Ibiza del 98, llegué sana y salva al país de la cerveza y las salchichas, prejuicios aparte, ya estoy en Alemania.
Y 4 dias después de un retiro voluntario cobijada en el calor de la casa, mi nueva casa, me decido a salir a la calle. Quince minutos después y pertrechada con dos pares de calcetines, leotardos, pantalones, una camiseta interior, un jersey, un cortavientos, un abrigo tres cuartos, guantes, bufanda y gorra con orejeras, perdiendo casi la movilidad, consigo bajar las escaleras del jardín sin deslizarme por ellas como una patinadora novata. Me acabo de dar cuenta de que mis botas de caña media, cuero y suela plana son un peligro real. Aquí hay nieve.
Mi teléfono móvil indica que sólo hay - 3º.
Me imagino paseando con este atuendo por Madrid a las 8 de la tarde un día de Enero.
El frío es psicológico. Pero aún así decido conservar todas las prendas.

2 comentarios:

Andres dijo...

No creo que tu frio sea psicologico con las 20 capas que llevas jajajaja.

Por cierto me has dejao alucionado con lo del -3 del movil. Un movil con termometro!!!

Un calido abrazo desde el suereste español!

Meiko dijo...

Tu tambien te has venido en coche? Si es que somos masocas jejeje.